Site in English   17/04/2014
Home Quienes Somos Links Contáctenos
 
   TIPOS DE CAMBIO   
      RESERVAS INT.      
     BOLSA DE VALORES     
     PRECIOS DEL PETROLEO     
     INFLACIÓN     
   TASAS DE INTERÉS   
        PIB        
Suscriptores
Login
Solicitud de Información
Publicaciones
Nuevos Medios
Indicadores
Hemeroteca
Quién es Quién
Leyes
Seminarios
ABRIL
D L M M J V S
    1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
     
Veneconomía Otros
Anuncie Aquí

VenEconomia Semanal
   Información Resaltante
Regresar
Tomado de VenEconomía Mensual, Vol. 31 No. 5, febrero de 2014 - 10/03/2014
Resumen del mes: Caen las máscaras

Cualquier duda que se pudiera haber tenido acerca del camino por el que Maduro está llevando al país ha sido despejada: su visión para el futuro es la de una dictadura comunista de los años 30. ¿Qué podría impedir que lleve a los venezolanos hasta allí? Una economía colapsada, desabastecimiento, una crisis de Balanza de Pagos en cámara lenta y una oposición democrática que parece estar ganando adherentes

Maduro opta por la represión

Hace varias semanas, estudiantes universitarios organizaron una protesta en San Cristóbal (estado Táchira). Inicialmente, la protesta fue desencadenada por el atraco e intento de violación sufrido por una estudiante de primer año de la Universidad de Los Andes.

En lugar de tratar de desmontar la protesta, el gobierno decidió tomar medidas enérgicas en contra de los manifestantes. Con ello, dio inicio a una reacción en cadena, pues cada vez más estudiantes empezaron a protestar por la forma como el gobierno estaba manejando las manifestaciones y estas se extendieron a Mérida, Maracaibo y Caracas, y de allí a Valencia, Barquisimeto y Puerto Ordaz, entre otras ciudades.
Al propagarse las protestas, lo mismo sucedió con sus causas, entre ellas la inseguridad, el desabastecimiento y el desprecio del gobierno por las universidades.

Por esos mismos días, varios estudiantes manifestaron delante del hotel donde se alojaba el equipo de baseball cubano, no porque Cuba estuviese participando en la Serie del Caribe por primera vez en 54 años, sino en contra de la cada vez mayor injerencia de Cuba en los asuntos internos de Venezuela.

El gobierno que parece pensar que puede aplastar a los manifestantes con graves violaciones de sus derechos y la violencia, arrestó a siete de los manifestantes de Margarita, entre ellos a un concejal de Voluntad Popular que ni siquiera estaba participando en la protesta, Estos ciudadanos fueron trasladados a la famosa prisión de Puente Ayala en Barcelona, donde permanecieron esperando juicio por acusaciones falsas de incitación a la violencia durante más de dos semanas, hasta que finalmente fueron dejados en libertad el 22 de febrero.

Mientras tanto, en Mérida las manifestaciones fueron atacadas por Tupamaros fuertemente armados en motocicletas, con un saldo de varios heridos. Peor fue la situación en San Cristóbal, donde encapuchados lanzaron piedras y objetos contundentes contra la residencia del Gobernador. Todo indica que el ataque fue una farsa por parte de miembros del PSUV que fingieron ser estudiantes, para que así el gobernador José Gregorio Vielma Mora tuviese una excusa para arrestar a seis líderes estudiantiles y enviarlos a la cárcel de Coro. De acuerdo con informaciones extraoficiales, un aspecto particularmente sórdido de la treta de Vielma es el hecho de que cuando el ataque tuvo lugar, uno de los estudiantes involucrados estaba dentro de la residencia del Gobernador entrevistándolo. Hasta la fecha, Vielma no ha tenido la gentileza de decir que especialmente esa persona no pudo haber participado en el ataque.

Los líderes de oposición Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma han estado convocando a asambleas de calle y manifestaciones desde el 23 de enero, cuando se conmemoró el 56º aniversario del derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez.

Pero la fuerza verdadera detrás de las protestas han sido los propios estudiantes, mientras el gobierno aviva la llama a fuerza de una cruel represión, nuevas manifestaciones de protestas están surgiendo por cada estudiante arrestado, golpeado o asesinado, mientras que el número de personas que participan en las protestas ha estado creciendo de manera exponencial, de alrededor de 5.000 el 1º de febrero a 50.000 el 12 de febrero y más de 100.000, nada más en Caracas, el 18 del mismo mes, mientras que manifestaciones similares ocurrían simultáneamente en Barquisimeto, Maracaibo, Mérida, San Cristóbal y Valencia, entre otras ciudades.

12 de febrero
El 12 de febrero se celebra el Día de la Juventud y el 200º aniversario de la Batalla de La Victoria, en la que estudiantes lograron impedir que esa población fuese capturada por las tropas realistas comandadas por el famoso José Tomas Boves.

Este 12 de febrero de 2014, los estudiantes organizaron manifestaciones en la mayoría de las principales ciudades del país, protestando contra el desabastecimiento, la inseguridad y, sobre todo, exigiendo la liberación de todos los manifestantes (ante todo estudiantes) que estaban tras las rejas. Las manifestaciones contaron con el apoyo de líderes de oposición en todos los casos y en ellas participaron una gran multitud de ciudadanos.

El gobierno no pudo haber manejado de peor manera estas manifestaciones.

En Caracas, el plan de los manifestantes era marchar desde la Plaza Venezuela hasta la Fiscalía General de la República para entregar un documento en el expresaban su apoyo a los estudiantes detenidos en todo el país. La fiscal general Luisa Ortega Díaz no solo se negó a aceptar el documento, sino que ni siquiera designó a ningún subalterno para que la representara.

Pero, los problemas realmente empezaron minutos después, cuando bandas de matones armados en motocicletas conocidos como los colectivos y efectivos de la Guardia Nacional y del SEBIN agredieron a los manifestantes que marchaban en forma pacífica y sin armas. Hubo varios heridos y dos personas fueron asesinadas. (Un tercer estudiante fue asesinado en la noche por miembros de colectivos que se habían escondido en el antiguo mercado de Chacao desde la tarde de ese mismo día).

La policía y la Guardia Nacional no hicieron nada para proteger a los estudiantes. Peor aún, participaron en los ataques en su contra.

Desde el 12 de febrero hasta el cierre de esta edición el 4 de marzo, se han producido protestas todos los días. Absurdamente, el gobierno en lugar de tratar de calmar a los manifestantes ha estado provocándolos, acusando a los estudiantes de la violencia, ordenando la encarcelación de Leopoldo López como supuesto responsable de los hechos de violencia ocurridos el 12 de febrero. Figuras de menor jerarquía del gobierno, como Aristóbulo Istúriz e Iris Varela, parecen estar acosando a los estudiantes, tratando de generar más tensión y violencia.

Mientras todo esto sucedía, el gobierno inundaba los medios con falsas informaciones, incluyendo mentiras lanzadas por el propio Maduro.

Igual de preocupante fue el bloqueo informativo de los medios radiofónicos e impresos el 12 de febrero, bien porque están controlados por el gobierno o bien porque han sido intimidados y obligados a autocensurar todas las noticias “delicadas”.

Además, el gobierno bloqueó el acceso a más de 70 blogs y publicaciones en Internet, entre ellas La Patilla. Asimismo, ordenó la salida del canal colombiano NTN24 TV de las parrillas de las operadoras de TV por suscripción.

Al terminar de cerrar los medios de información, la gente supo lo que estaba sucediendo a través de redes sociales como Twitter. Pero incluso a Twitter le cortaron las alas: el gobierno pudo bloquear casi todos los videos y fotos anexos. Pero igualmente las noticias se conocieron y las acciones del gobierno recibieron amplia cobertura en todos los medios internacionales. Cualquier duda de que Maduro es un dictador cruel y despiadado ha sido prácticamente despejada.

18 de febrero
López, por su parte, salió de la clandestinidad el 13 de febrero, el tiempo suficiente para convocar a otra marcha para el día 18, esta vez hasta el Ministerio del Interior, Justicia y Paz en el centro de Caracas, donde personalmente adelantó que entregaría una lista de exigencias al Ministro antes de ponerse en manos de las autoridades. La lista incluía: 1) que se aclarara la responsabilidad del gobierno en las muertes ocurridas el 12 de febrero; 1) la liberación de todos los manifestantes detenidos; 3) el cese de la represión y 4) el desarme de todos los grupos irregulares (paramilitares y colectivos) que están amparados por el régimen.

Resultó que el gobierno negó el permiso a los manifestantes para la marcha. El 17 de febrero, el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, advirtió que “el fascismo no va a entrar mañana en nuestro municipio. Ni mañana ni nunca”. Declaró el municipio una “zona de paz, libre de fascismo”. Maduro también había sugerido la idea cuando advirtió “el fascismo no entrará en Caracas (sic) otra vez” después de que se transmitiera un video de López convocando a la manifestación y la marcha.

Por consiguiente, el 18 de febrero, la Guardia Nacional y la Policía Nacional sellaron la Plaza Brión, alegando que no se permitiría a los manifestantes ingresar en el Municipio Libertador (el cual limita con la plaza).
Pues López apareció en escena y ofreció un tremendo discurso al pie de una estatua en honor al cubano José Martí. Además, ese ya histórico 18 de febrero, una multitud estimada entre 100.000 y 150.000 personas se reunió en las cercanías de la Plaza Brión en Chacaíto, con la intención de acompañar a Leopoldo López, y a otros líderes de oposición.

López, rodeado de este baño de masas se entregó a la Guardia Nacional afirmando que “si mi encarcelamiento sirve para despertar a Venezuela…habrá valido la pena”. Agregó que “si los medios están silenciados, hablarán las calles”, porque mientras la lucha sea pacífica, tendrá lugar en las calles.

Posteriormente fue trasladado a la cárcel militar de Ramo Verde en Los Teques. Ya en la madrugada del 19 de febrero, López fue impuesto de sus cargos en un procedimiento inusual (y sin duda ilegal), en el cual el tribunal se trasladó a la prisión de Ramo Verde, luego de que el gobierno adujera que se corría el riesgo de que se produjeran actos de violencia durante el traslado de López hacia el Palacio de Justicia en el centro de Caracas.

Entre tanto, Maduro declaraba como personas non gratas a tres funcionarios del consulado estadounidense (los segundos secretarios Breean Marie McCusker, Jeffrey Gordon Elsen, también vicecónsul encargado, y Christopher Lee Clark) y los conminó a salir del país acusándolos de subversión. Maduro nuevamente aseguró que había una conspiración del gobierno de Estados Unidos para derrocarlo.

Como comentario final, la concentración y marcha en Caracas en general se desarrolló en forma pacífica, pero en otras ciudades, especialmente Valencia, las manifestaciones se tornaron violentas pues la Guardia Nacional y los colectivos otra vez atacaron a los manifestantes, dejando varios heridos y por lo menos dos personas fallecidas, de acuerdo con informaciones no confirmadas.

La Guardia Nacional ha estado disparando perversamente perdigones a los rostros de los manifestantes, y no a las piernas o la espalda, según los procedimientos convencionales para el control del orden público. El resultado es que varios manifestantes han perdido la vista y la estudiante de la Universidad de Carabobo de 23 años, Geraldine Moreno, resultó muerta.

Unos días antes, Génesis Carmona, estudiante y ex Miss Turismo Carabobo, también había sido asesinada de un disparo en los actos violentos. Con ella, dos reinas de belleza han muerto en forma violenta en el estado Carabobo en menos de dos meses. (La otra fue Mónica Spear quien fuera asesinada el 6 de enero junto con su esposo en la autopista Puerto Cabello-Valencia, precisamente victima de la inseguridad que encendió la llama de las protestas)...

Robert Bottome, Miguel Octavio y Miguel Bicelis




Para obtener el artículo completo solicite información por: mercadeo@veneconomia.com o por los teléfonos 761.81.21 al 26
Regresar
 
VenEconomía Mensual
Copyright © Todos los derechos reservados Créditos